Dietas, ideales y trucos para gente sana y saludable
La dieta de la piña está de moda

Contrariamente a la creencia popular, la piña, que comenzó a ser conocida por su parecido con los conos de pino, no se originó en Hawai. Cristóbal Colón llevó piñas a Europa luego de una de sus expediciones a Sudamérica, de donde se cree que son originarias. La piña se volvió conocida como una fruta extravagante y exótica, que se servía solo en los banquetes más espléndidos, en ese momento no existía una dieta de la piña.

Hoy, la piña puede encontrarse fácilmente en cualquier tienda y en muchos hogares alrededor del mundo. En América Central y del Sur, la piña no solo se valora por su sabor dulce: desde hace siglos ha sido utilizada para tratar problemas digestivos e inflamaciones.

Posibles beneficios de salud del consumo de piña

El consumo de frutas y verduras de todo tipo, desde hace mucho ha sido asociado con un riesgo reducido de muchas anomalías de salud relacionadas con el estilo de vida. Muchos estudios sugieren que incrementar el consumo de alimentos vegetales como la piña reduce el riesgo de obesidad y sobre todo mortalidad, diabetes, deficiencia cardíaca y promueve una complexión y cabello saludables, mayor energía y en general, un menor peso corporal.

PlatoPiñaDegeneración macular por la edad: una mayor ingesta de toda clase de frutas (3 o más porciones diarias) también ha demostrado disminuir el riesgo y la progresión de la degeneración macular relacionada con la edad.

Prevención del asma: los riesgos de desarrollar asma son más bajos en personas que consumen una alta cantidad de ciertos nutrientes. Uno de ellos es el betacaroteno, que se encuentra en frutas y verduras como piña, mango, papaya, damasco, brócoli, melón cantalupo, calabaza y zanahoria.

Presión sanguínea: incrementar la ingesta de potasio consumiendo frutas y vegetales altos en potasio, puede ayudar a bajar la presión arterial. Según la Encuesta Nacional de Examen de la Salud y la Nutrición, menos del 2% de los norteamericanos adultos alcanzan la dosis recomendada de 4700 miligramos.

Además, una alta ingesta de potasio está asociada con una reducción del 20% del riesgo de morir por cualquier causa.

Cáncer: como una excelente fuente del potente antioxidante vitamina C, la piña puede ayudar a combatir la formación de radicales libres conocidos por causar cáncer.

Las dietas ricas en betacaroteno también podrían jugar un rol protector contra el cáncer de próstata, según un estudio conducido por el Departamento Público de Salud y Nutrición de Harvard, y está comprobado que tiene una asociación inversa con el desarrollo de cáncer de colon en la población japonesa. La ingesta alta de fibra proveniente de todas las frutas y verduras está asociada con un menor riesgo de cáncer colorrectal.

Cómo incorporar más piña en tu dieta

Jugo de piña

¡Haz tu propio jugo de piña! Nada sabe mejor que el jugo de fruta fresco por la mañana.

pina-adelgazar-1Elige una piña con un cuerpo firme y rechoncho sin machucones o puntos blancos y con hojas verdes en la corona. Una cáscara verde no significa que la piña no esté madura y al contrario de la creencia popular, tampoco no es la facilidad con que las hojas salen de la corona. Las piñas deberían ser recogidas en su punto exacto de madurez porque al contrario de otras frutas, no continúan madurando una vez sacadas de la planta. La piña entera o cortada debería ser almacenada en el refrigerador.

Dieta Dukan

Creada por el doctor Pierre Dukan, esta dieta es la número uno entre las mujeres del Reino Unido cuando quieren bajar de peso. El plan se centra en comer platos basados en proteínas, con un programa de 4 etapas. Estas son: Ataque, Pérdida de Peso, Estabilización y Crucero.

La dieta Dukan es una versión modificada de la ARPM (Ahorro Rápido de Proteínas Modificadas), una dieta alta en proteínas creada para obesos hace 30 años. El plan Dukan ha sido criticado por ser una dieta de moda y que puede resultar peligrosa debido a sus principios tan estrictos.

En el sitio web de la dieta y en el libro del dr. Dukan puedes conocer detalladamente qué puedes comer y qué no. También sabrás el tamaño de las porciones y los días que debes dedicar a cada fase según tus objetivos.

¿Es fácil de seguir?

Depende de si te gustan las reglas. Si quieres que alguien te diga exactamente lo que tienes que hacer (no importa si es difícil) apreciarás las indicaciones de la dieta Dukan. Y como las fases restrictivas son cortas, resultan muy restrictivas. Así que necesitarás mucha fuerza de voluntad.

Conveniencia

Las recetas son abundantes y simples. Está permitido salir a comer pero se prohíbe beber alcohol en las primeras fases de la dieta. Puedes conseguir soporte en línea.

Saciedad:

Todos los expertos en nutrición insisten en la importancia de la saciedad. Es esa sensación diciéndote que ya comiste lo suficiente. No pasarás hambre con la dieta Dukan: la proteína llena y no tienes límite de calorías.

Sabor:

Si estás preparando todos los platos y algo no tiene buen sabor, ya sabes a quién culpar. Ante la ausencia de muchos aceites y condimentos tradicionales, deberás usar todas las hierbas y especias permitidas para mejorar tus comidas.

Bajarás de peso?

No podemos asegurarlo. No existen pruebas clínicas que hayan evaluado la dieta Dukan. Un informe de 2010 mostró que 1525 personas habían perdido, en promedio, 7 kilos después de las dos primeras fases.

Aporta beneficios cardiovasculares?

No se sabe con certeza. Algunas de las personas que siguieron la dieta Dukan aseguran que sus niveles de cholesterol y triglicéridos bajaron o se mantuvieron. Sin embargo, estos hallazgos están lejos de probar que el régimen aporta beneficios al corazón. En general, los cardiólogos recomiendan llevar una dieta rica en frutas, vegetales y granos enteros, pero baja en grasas saturadas y sal.

Conclusión

La dieta Dukan es un plan de descenso de peso rico en proteínas. Además hace ir y volver en el consumo de hidratos de carbono, habilitando diferentes tipos, cantidades y frecuencias.

La dieta es un éxito en Europa y en la vida de muchas celebridades. Y mientras goza de aprobación por sus reglas claras y su capacidad para hacerte bajar de peso, probablemente no resulte para adelgazar a largo plazo. Incluso podría causar problemas de salud, mal humor y antojos, especialmente durante la fase de Ataque.

 

 

 

Dieta disociada

dieta disociadaNo existe una sola manera de adelgazar: cuando queremos descender de peso nos hallamos frente a muchas técnicas distintas. Por ejemplo la dieta disociada, que si bien fue inventada en los años ’20 hoy en día es uno de los planes más elegidos para recuperar la figura.

Su éxito radica en que nos permite comer todo tipo de alimentos y en la cantidad que queramos; solo debemos prestar atención a cómo los combinamos. Ciertos nutrientes, si se asimilan juntos, estimulan la producción de grasa corporal. Por eso los menús de la dieta disociada proponen un régimen alimenticio muy variado pero distribuido a conciencia. Otra gran ventaja de este método es que regulariza el proceso de digestión, haciéndonos sentir más livianos.

¿Qué elementos no podemos ingerir juntos según el régimen? En primer lugar, carbohidratos y proteínas (por ejemplo, no podemos almorzar carne con patatas). Las proteínas tampoco se llevan bien con la grasa contenida en los lácteos y nueces, almendras o frutos similares. A su vez los carbohidratos se deben consumir por separado: no podemos cenar arroz y acompañarlo con pan. Los únicos alimentos que podemos combinar con otros libremente en una dieta disociada son los vegetales.

Este plan nos incita a reducir porciones, porque los platos elaborados son mucho más tentadores que las comidas simples. Por ejemplo, una porción de arroz blanco resulta menos apetitosa sin pollo ni pan. Pero la dieta permite saborizar la comida con caldos, aceite y condimentos naturales. Otros ítems a tener en cuenta es que mientras comemos no debemos consumir alcohol ni zumos frutales, sino solamente agua. Podemos respetar el té o café tradicional de sobremesa, pero sin ningún lácteo.

La dieta disociada nos hará descender de peso sin tener hambre, aunque hay que saber repartir equitativamente los alimentos para asegurarnos de tener una buena nutrición. dieta-tonificanteCiertos menús indican el consumo de una sola clase de comida por día, y esto puede ser perjudicial porque nos estarían faltando nutrientes a diario. Por ejemplo, si el lunes comemos solamente carne obtendremos muchas proteínas, pero pasaremos por un grave déficit de minerales y vitaminas.

Para no enfermarnos, tenemos que ir al consultorio del nutricionista antes de encarar una dieta disociada. De todos modos consideraremos algunos ítems básicos útiles para reducir la grasa corporal. Se recomienda hacer al menos 4 comidas diarias y no ingerir alimentos fuera del horario de cada una. El régimen desaconseja ingerir hidratos en la cena y proteínas en el almuerzo. Incluso la fruta, un alimento que parece inofensivo, debe ser consumida solo en ciertos momentos del día.

Para beber, podemos ir alternando el agua con bebidas bajas calorías, siempre en su justa medida. La manera ideal de complementar la dieta es hacer actividad física con regularidad. Al principio puede parecer muy complicado seguir una dieta disociada saludable y equilibrada, pero sobre todo se trata de adquirir hábitos sanos y tener anotadas las combinaciones permitidas y prohibidas. En la web hay disponibles varias tablas con los alimentos distribuidos, donde podremos guiarnos en el día a día en nuestro plan de adelgazamiento.