Dietas, ideales y trucos para gente sana y saludable
Dieta disociada

dieta disociadaNo existe una sola manera de adelgazar: cuando queremos descender de peso nos hallamos frente a muchas técnicas distintas. Por ejemplo la dieta disociada, que si bien fue inventada en los años ’20 hoy en día es uno de los planes más elegidos para recuperar la figura.

Su éxito radica en que nos permite comer todo tipo de alimentos y en la cantidad que queramos; solo debemos prestar atención a cómo los combinamos. Ciertos nutrientes, si se asimilan juntos, estimulan la producción de grasa corporal. Por eso los menús de la dieta disociada proponen un régimen alimenticio muy variado pero distribuido a conciencia. Otra gran ventaja de este método es que regulariza el proceso de digestión, haciéndonos sentir más livianos.

¿Qué elementos no podemos ingerir juntos según el régimen? En primer lugar, carbohidratos y proteínas (por ejemplo, no podemos almorzar carne con patatas). Las proteínas tampoco se llevan bien con la grasa contenida en los lácteos y nueces, almendras o frutos similares. A su vez los carbohidratos se deben consumir por separado: no podemos cenar arroz y acompañarlo con pan. Los únicos alimentos que podemos combinar con otros libremente en una dieta disociada son los vegetales.

Este plan nos incita a reducir porciones, porque los platos elaborados son mucho más tentadores que las comidas simples. Por ejemplo, una porción de arroz blanco resulta menos apetitosa sin pollo ni pan. Pero la dieta permite saborizar la comida con caldos, aceite y condimentos naturales. Otros ítems a tener en cuenta es que mientras comemos no debemos consumir alcohol ni zumos frutales, sino solamente agua. Podemos respetar el té o café tradicional de sobremesa, pero sin ningún lácteo.

La dieta disociada nos hará descender de peso sin tener hambre, aunque hay que saber repartir equitativamente los alimentos para asegurarnos de tener una buena nutrición. dieta-tonificanteCiertos menús indican el consumo de una sola clase de comida por día, y esto puede ser perjudicial porque nos estarían faltando nutrientes a diario. Por ejemplo, si el lunes comemos solamente carne obtendremos muchas proteínas, pero pasaremos por un grave déficit de minerales y vitaminas.

Para no enfermarnos, tenemos que ir al consultorio del nutricionista antes de encarar una dieta disociada. De todos modos consideraremos algunos ítems básicos útiles para reducir la grasa corporal. Se recomienda hacer al menos 4 comidas diarias y no ingerir alimentos fuera del horario de cada una. El régimen desaconseja ingerir hidratos en la cena y proteínas en el almuerzo. Incluso la fruta, un alimento que parece inofensivo, debe ser consumida solo en ciertos momentos del día.

Para beber, podemos ir alternando el agua con bebidas bajas calorías, siempre en su justa medida. La manera ideal de complementar la dieta es hacer actividad física con regularidad. Al principio puede parecer muy complicado seguir una dieta disociada saludable y equilibrada, pero sobre todo se trata de adquirir hábitos sanos y tener anotadas las combinaciones permitidas y prohibidas. En la web hay disponibles varias tablas con los alimentos distribuidos, donde podremos guiarnos en el día a día en nuestro plan de adelgazamiento.

About

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>